Amigos para Siempre

Amigos para Siempre

 

Educar a los hijos es realizar acciones que favorezcan el crecimiento y sano desarrollo infantil. La adquisición de habilidades sociales es un aporte más, para el logro de la madurez socio afectiva, misma que ponemos a prueba cuando interactuamos y nos relacionamos con los otros, es por ello tan cierta la expresión:
“Entre más maduro soy, es más fácil convivir conmigo”. Es en casa donde el hijo a través de la convivencia con los otros miembros de la familia, empieza a ensayar roles sociales, siendo la escuela el principal exponente para la socialización. Resulta vital entender cómo se construye la personalidad, e identificar los elementos esenciales para ello como son: temperamento, carácter, entorno familiar y social, mismos que dan formación a la autoestima, la valía y certeza personal, el aprecio hacia sí mismo, con el pleno reconocimiento de las habilidades y capacidades que se tienen.

 

Tres elementos integran la autoestima, mismos que si se desean elevar debemos tomar en cuenta: IDENTIDAD (¿quién soy?), CAPACIDAD (impactar o resolver) y el SENTIDO DE PERTENENCIA (ésta es mi familia, éstos son mis amigos). Es por ello, que los lazos afectivos resultan especialmente importantes durante la infancia y adolescencia; son los amigos y la forma de interactuar con estos, los que determinan el estilo de interacción que se adopta.

 

Analicemos el papel que juegan los amigos en el desarrollo infantil, es con los amigos y principalmente en la escuela donde se entrena y aprende a convivir. La escuela como principal espacio de aprendizaje, después de la familia, ha integrado en su esquema de enseñanza aprendizaje 4 pilares de la educación, donde uno de ellos está enfocado al proceso de socialización: “Aprender a Ser con los Demás”, mismo que hace referencia al desarrollo de habilidades sociales, la empatía, la capacidad de resolución de conflictos, entre otras.

 

La madurez socio afectiva y por ende las habilidades sociales se dan, cuando dentro de este entorno escolar o de amigos, se aprende a negociar, esperar turno, controlar la impulsividad, tener empatía, flexibilizar el pensamiento, adaptarse al cambio, seguir el liderazgo de otros o ser líder, trabajar en equipo, esto es a verse proyectado en el otro.

 

En un plano más personal e íntimo, un amigo en la vida de un niño da la connotación de pertenencia y afinidad, se forman lazos solidarios de ayuda y colaboración entre ellos. Más allá de ser un compañero de juego, es el colaborador en la formación de la personalidad y promotor de habilidades sociales.

 

Descarga este artículo completo en un PDF que hemos preparado para ti:

Descarga PDF

 

Quizá te interese:

¿Cómo hablar de sexualidad con tus hijos?

¿Cómo hablar de sexualidad? ¿Qué tanto decir y hasta dónde decir? Bien, contestemos a dichas inquietudes, primero debemos asumir que al hablar de sexualidad lo haremos a través de nuestros principios y valores adquiridos

Amigos para Siempre

“Entre más maduro soy, es más fácil convivir conmigo”. Es en casa donde el hijo a través de la convivencia con los otros miembros de la familia, empieza a ensayar roles sociales, siendo la escuela el principal exponente para la socialización.

Activación del pensamiento, para el aprendizaje

En el proceso de aprender día a día vivimos actualizaciones que hacen más efectivo el aprendizaje en niños, niñas y adolescentes e incluso en los proceso de capacitación para los adultos.

Todos los artículos

Conoce más de Integra-t

Profesionales comprometidos resolviendo las
necesidades individuales, familiares
sociales y escolares.
Salas de conversación, áreas de sesiones,
talleres, terapia familiar e individual.

Llama hoy

Habla con un profesional, agenda una cita de valoración y permítenos ayudarte.

(33) 3817-8363